Camisetas Chintzy y bolsas falsas, de moda en 2011

February 18, 2011

CNN Money

Por Parija Kavilanz

Los precios del algodón al alza podrían resultar en camisetas más delgadas, ropa con bolsillos “falsos” y “poli-algodón” tendidas éste verano en las tiendas más cercanas a usted.

NUEVA YORK (CNNMoney) – A medida que los precios del algodón se mantienen estableciendo récords, los vendedores de ropa tienen el reto de hacer todo lo posible para evitar pasar el costo a los compradores. Si aumentan sus precios, se arriesgan a perder sus clientes.

“Cualquier minorista que piense que puede pasar los mayores costos de suministro a los consumidores, necesita salirse de su escondite”, dijo Marshal Cohen, director analista de ventas al menudeo de la firma de investigación de mercado NPD Group.

Los estadounidense se sienten bien acerca de comprar nuevamente y los minoristas no quieren meterse con este renovado entusiasmo dijo Cohen.

Pero no es fácil para los minoristas ignorar el hecho de que los precios del algodón se han más que duplicado durante el último año. Se alcanzó un máximo histórico de US$2 por libra el jueves.

Camisetas más delgadas: Algunas empresas están tomando enfoques creativos para usar menos algodón.

“Las camisetas podrían hacerse más delgadas”, dijo Chris Callieri, mandante de ventas al menudeo y prácticas de consumo de A.T. Kearney.

Callieri dijo que algunos de sus clientes están dándole vueltas a la idea de la “densidad” de la tela de algodón, para ver cómo poder usar menos. “Pero hay que tener cuidado con ese enfoque para no afectar la calidad de la prenda de vestir”, dijo.

Otros ajustes creativos, como incorporar bolsillos “falsos” pudieran mantener estables los precios para algunas prendas de vestir.

“Se puede reducir el tamaño de la prenda de vestir, además de añadir bordados y botones. También esto puede reducir los costos del algodón”, dijo Callieri.

La crisis del algodón también está trayendo de vuelta la tela de los años 70, el poliéster.

Pero antes de angustiarte ante la idea de camisas brillantes de discoteca y pantalones ajustados de piel colgados en la tiendas Macy’s (M, Fortune 500) de tu vecindario este verano, Callieri dijo que los minoristas están experimentando con tejido mezclado, como una mezcla de poli-algodón, para reemplazar al algodón puro.

La crisis del algodón está afectando a la industria de ropa de cama y lino; especialmente difícil, ya que los consumidores generalmente prefieren sábanas 100% algodón.

¿Qué tiene más algodón que la sábana con la que dormiste anoche?” dijo Andrew Tananbaum, Director General Ejecutivo de Capital Business Credit, una sociedad financiera de cadenas de suministro de ventas al menudeo, cuyos clientes suministran mercancías tales como ropa de cama y prendas de vestir a los minoristas en los E.E.U.U.

Pero ahora las empresas se están preparando para la utilización de tejido mezclado. “Una mezcla que ha tenido éxito es la 60-40 algodón-poliéster”, dijo.

Tananbaum dijo que las sábanas de mezcla de poli-algodón de hilos de alta densidad son como un 30% más baratas en comparación con las sábanas de algodón. El precio más bajo podría convencer a los puristas del algodón para intentar por lo menos el producto y ahorrar algo de dinero.

“En lugar de pagar US$100 por un juego de sábanas de algodón puro de 800 hilos, pagas US$70 por la misma cantidad de hilos”, dijo. “Así que es más barato, pero la calidad sigue siendo la misma”.

Otra manera sutil que los minoristas buscarán para mantener los precios en equilibrio, es reempacando los productos de algodón de modo diferente. Si bien parece que los consumidores no están pagando más, el reempaque les vendrá a algún costo.

El ejemplo más evidente es con los multipaquetes de camisetas y calcetines de algodón que podría reducirse de cinco a tres por paquete. Así pues, en efecto, usted todavía está pagando más por menos, dijo Cohen de NPD.

En última instancia, Cohen dijo que el resultado neto para los consumidores es que los minoristas pueden protegerlos de los aumentos de precios a través de estos métodos, pero no podrán hacerlo para siempre.

“Nadie sabe cuándo se va a detener esta tendencia”. Tal vez lo único que lo detendrá es si se calma la demanda de los consumidores por artículos de algodón”, dijo Phil Flynn, analista ejecutivo de mercado y productos básicos de PFG Best.